JSON Es actualmente el formato más popular para enviar información entre servidor y cliente. Tanto, que hace tiempo superó a XML en esa función. La mayoría de las liberías famosas como jQuery ya lidian con el problema de parsear (=interpretar) el jSON de respuesta del servidor y te ofrecen un objeto nativo que puedes usar dentro de tu código. Podemos ver un ejemplo de esto al usar Ajax con jQuery.

$.ajax({
    url: 'url/to/server'
    dataType : 'json',
    success: function( response ){
      // response es un objeto ya parseado.
    }
});

Otras veces no es tan fácil y tenemos un string que representa una cadena en formato JSON:

var myJson = '{"key": "value"}' ;  

Hoy en día, la mayoría de los navegadores cuenta con window.JSON pero si estás trabajando con IE6 o IE7, siempre puedes usar un polyfill (=un elemento de código que reemplaza una funcionalidad nativa no soportada por el navegador). Suponiendo que estuvieras en un navegador moderno, solo tendrías que hacer algo así para pasar de JSON a un objeto nativo:

myObject = window.JSON.parse( myJson );

console.log( myObject.key ); // value  

¡Súper simple! :)

Pero, ¿y si queremos ir en el sentido contrario? Es decir, pasar un objeto nativo de Javascript a una cadena de texto JSON. Es súper simple también. Volvemos a hacer uso de nuestro objeto window.JSON:

var myJson = window.JSON.stringify( myObject );

console.log( myJson ); // '{"key": "value"}'  

Si quieres aprender algo más sobre el objeto JSON, échale un vistazo a la documentación de Mozilla.

Cuando tengas que trabajar con JSON, seguro que estos otros enlaces te van a venir de maravilla:

Si te ha gustado este post, difunde la palabra. Tampoco dudes en dejar comentarios u observaciones. ¡Gracias! :)

Suscríbete a mi lista de correo

* Campos obligatorios